Palabras clave Long-Tail (I): Qué son y qué nos aportan

Hoy en día, hay millones y millones de resultados en las páginas de búsqueda como Google o Yahoo, y todos los usuarios compiten por aparecer en la primera página. Esto quiere decir que, si necesitas posicionarte bien para un término de búsqueda sencillo y genérico, deberás de enfrentarte a una extensa lista de competidores que se encuentran delante tuyo en el buscador.

Por ello, cuando empiezas una búsqueda de palabras clave, es fundamental centrarse en palabras clave largas y muy específicas, también llamadas palabras claves ‘long-tail’ o de cola larga.

 

¿QUÉ SON «PALABRAS CLAVE LONG-TAIL»?

Las palabras clave long-tail son consultas en el buscador planteadas en forma de pregunta, frase u oración, y suelen tener 3 o más palabras. El término «long-tail» hace referencia a la «larga cola» de la curva de demanda de una búsqueda; a medida que las consultas se vuelven más específicas, la cantidad de resultados disminuye mientras que la probabilidad de conversión aumenta. Esto crea una distribución sesgada, como se muestra aquí:

Fuente: Webtus

 

Las palabras clave long-tail son realmente mucho más importantes que las keywords más genéricas, ya que comprenden el 92% de todas las palabras clave que se escriben en los motores de búsqueda.

La semana que viene os mostraremos las mejores herramientas para identificar palabras clave long-tail, pero hoy os mencionaremos algunas estrategias utilizadas por los profesionales del marketing para encontrar estas keywords, y aquí es donde las herramientas de SEO pueden ser de gran ayuda.

 

ESTRATEGIAS PARA IDENTIFICAR PALABRAS CLAVE LONG-TAIL

1.    Comprueba las sugerencias de autocompletar en Google

Simplemente introduce una palabra clave amplia en Google -o en cualquier buscador- y observa qué sugerencias para autocompletar la búsqueda te aparecen.

Otra opción muy parecida es consultar la sección «People Also Ask», si Google te la ofrece, e introducir esas consultas en el buscador y ver cómo se autocompletan.

O si no, también comprueba las búsquedas relacionadas que aparecen en la parte inferior de la página, justo encima del número de páginas de tu búsqueda.

 

2.    Haz la pregunta con «qué» o «cómo»

Cada vez son más las personas que realizan preguntas completas al buscar en Google. Por lo tanto, si necesitas ideas para buscar long-tail keywords, te sugerimos que busques comenzando por “qué”, “cómo”, “dónde”, etc.

Estas palabras nos ayudarán a descubrir problemas específicos que tiene nuestro público objetivo -y todas las personas- y, por lo tanto, conocer mejor sus necesidades; así podremos ofrecerles mejores soluciones.

 

3.    Añade calificativos

Intenta añadir términos calificativos a las palabras clave relevantes para tu negocio, producto o contenido. Por ejemplo, si vendes bolígrafos, añade una combinación de palabras como «azul», «negro», «rojo», “gel” o cualquier otra que tenga relación con tu empresa.

Añade también información sobre la ubicación, por ejemplo, «bolígrafos rojos y gel Cádiz». Específico, sí, pero limitas la búsqueda a tu zona geográfica, significará una mayor probabilidad de conversión.

 

4.    Mira en el historial de búsqueda interna de tu página web

Si tu página tiene una función de búsqueda interna, compruebe qué buscan los usuarios, te sorprenderán algunas de las consultas. Pueden mencionar a productos concretos o plantear preguntas muy específicas.

Esas consultas que hacen tus visitantes también podrían estar haciéndolas en los motores de búsqueda; utilice esta valiosa información para generar mayor posicionamiento orgánico.

 

5.    Investiga a tus competidores

Gracias a las herramientas de búsqueda y SEO de Google, podrás saber qué palabras clave específicas de cola larga están utilizando tus competidores para aparecer en las primeras páginas para consultas más generales. Toma nota de estas palabras clave e incorpóralas a tu contenido mejorando la redacción y la experiencia de los visitantes. Además, ganarás exposición a palabras clave e ideas que quizás no habías considerado antes.

 

6.    Realiza un análisis de carencias

Un análisis de carencias es el proceso de revisar el contenido de una página web en busca de temas que no se estén cubriendo hasta la fecha, o para los que no tiene una buena posición en el ranking. Este método te dará una idea de qué áreas temáticas y palabras clave long-tail necesitas tener en cuenta para tu página web.

Para ello, revisa tus artículos subidos en busca de áreas que puedan ser tratadas o mejoradas. Además, muchas herramientas de SEO califican tus palabras clave si están bien o mal en comparación con tus competidores.

 

 

 

¿Quieres saber más sobre las palabras clave long-tail? Pues estate pendiente a través de nuestras cuentas de Facebook, Twitter, InstagramLinkedIn para conocer la semana que viene las mejores herramientas para identificarlas. ¡No te lo pierdas!